No tengo buena voz, para nada, pero edito de puta madre.

Si necesitas una mano para montar ese podcast que te está complicando la vida, cuenta con mis diez dedos y cuatro ojos (uso gafas).

También puedo ayudarte a encontrar el formato correcto para esa idea que tienes dando vueltas en la cabeza.